¿Cómo hacer jabón con aceite en casa?

Reutilizar el aceite de la cocina es mucho mejor que cualquier forma de tirarlo. Otro día os contamos qué no hacer con el aceite usado, pero hoy os vamos a contar cómo hacer jabón para usar en casa con aceite de oliva y otras cosillas más que hacen falta.

¿Qué necesitas? Pues sólo necesitas:

  • 5 litros de aceite de oliva usado y colado.
  • 5 litros de agua.
  • 1Kg de sosa cáustica.
  • Un baño o barreño grande de plástico, un palo de madera para remover, un colador para el aceite y unos moldes o recipientes donde poder echar el jabón cuando todavía está líquido para que solidifique durante 24 horas (valen unas fiambreras o tupers grandes y bajitas, o algo te fabriques (si es de madera debes ponerle un plástico).

Respeta estas cantidades, mejor dicho su proporción, porque es una garantía de éxito. Igualmente puedes hacer menos cantidad. Por ejemplo: 2,5 litros de agua, otros 2,5 de aceite y 1/2kg de sosa cáustica.

Moldes fabricados en madera y forrados en plásticos a modo de moldes para hacer jabón Reciclado de envases de plásticos para usarlos como moldes al hacer jabón

¿Dónde lo hago? Esta parte es muy importante porque, aunque hablamos de hacer jabón casero, hay que asegurar las siguientes medidas de seguridad:

  • Nunca uses elementos metálicos durante el proceso (con algunos metales no hay reacción y otros sí, pero lo mejor es no usar ninguno).
  • Usa un baño o barreño de plástico dónde hacer la mezcla y calcula, para su tamaño, que te deben caber más de 10 litros.
  • Necesitas también un palo para remover la mezcla. Que sea largo para que te permita no tener la cara muy cerca y evitar inhalar vapores.
  • La habitación dónde lo hagas debe estar muy bien ventilada y si lo puedes hacer en el patio mejor.
  • Durante el proceso se genera calor y una reacción química entre el agua y la sosa (lejía cáustica) que nos obliga a asegurarnos que no hay niños o animales cerca.
  • Unos guantes de goma (como los de fregar) vienen muy bien para evitar salpicaduras de la lejía cáustica. Así como unas gafas protectora de los ojos.

Haciendo jabón casero con aceite de oliva

¿Y cómo se hace? Esta es la mejor parte:

  • Mide las cantidades: En el recipiente grande donde vamos a hacer la mezcla echas los 5 litros de agua.
  • Añade, con mucho cuidado, poco a poco y con los guantes ya puestos, el kilo de sosa cáustica. SIEMPRE se añade la sosa sobre el agua para evitar reacciones químicas bruscas y salpicaduras. NUNCA eches la sosa y luego el agua.
  • ve removiendo esta mezcla con un palo de madera. IMPORTANTE: comienza a remover en una dirección y recuerda que siempre debes remover hasta el final en esa dirección porque en caso contrario se corta el jabón, pasa como con la mayonesa. Da igual para un lado o para otro pero siempre el mismo. Puedes para y descansar unos breves minutos pero debes retomarlo siempre en la misma dirección.
  • Una vez se ha disuelto la sosa en el agua dejar reposar durante una media hora. ¡Ojo! mientras reaccionan en agua y la sosa cáustica se produce calor y notarás el recipiente caliente. Tras la media hora ya tienes la lejía cáustica, que es el producto resultante de la mezcla anterior.
  • Sobre esa lejía cáustica debes verter despacio y sin salpicar el aceite de oliva usado. Es ideal comenzar a remover (siempre en la misma dirección) mientras echas el aceite y luego continuar removiendo. ¿Durante cuánto tiempo? Eso depende de muchos factores, pero deberás estar removiendo la mezcla el tiempo necesario para que comience la saponización, que no es otra que lo que estás frabricando: jabón. El tiempo aproximado suele estar entre 50 minutos y hasta casi 2 horas.
  • Mientras remueves puedes hacer breves descansos. Y retomar siempre en la misma dirección. La mezcla estará lista para echar en los moldes cuando notes que pasa de estar muy líquida a más espesa. Al principio notarás que es como remover agua y al final es como remover un puré no muy espeso, o parecido a la pintura plástica cuando todavía no la has diluido con agua. No te preocupes que notarás la diferencia y si remueves más tiempo tampoco pasa nada.
  • Con cuidado de no derramar ni salpicar vierte el producto resultante sobre tus moldes de forma pausa, sin brusquedades, y déjalo sin tocarlo durante 24 horas.

Jabón casero con aceite usado en su molde Jabón casero con aceite usado en su molde

¿Cómo sigue el proceso? Ya tienes tu jabón pero ahora debes ser paciente:

  • Una vez que has echado el jabón en los moldes el proceso de saponización sigue el las primeras horas debes evitar tocarlo con las manos.
  • A las 24 horas se habrá endurecido lo suficiente para dejar de ser una crema y parecer un sólido, pero aún muy blando. Es el momento de cortarlo antes de que se endurezca mucho. Si lo ves muy blando, puedes cortarlo a las 36 ó 48 horas.
  • Para cortarlo una un cuchillo de grande dimensiones. Hay quien lo hace con un alambre fino y tensado.
  • Una vez cortadas las pastillas en el tamaño que te gusten, déjalas separadas y ventiladas en un lugar fresco y lejos del alcance de niños y animales domésticos.
  • El color se irá haciendo cada vez más claro.
  • Hay que esperar como mínimo un mes antes de usar ese jabón para que el proceso de la saponización esté suficientemente avanzado y ya no sea “dañino” su uso. Si esperas dos meses o más, mejor. Se endurecerá más y será un jabón de más calidad.

Foto cortando jabón casero tras 24 horas en su molde Resto del corte de pastillas de jabón casero con aceite de oliva para usarlo y hacer jabón líquido

¡Ya tienes tu propio jabón casero, saludable y reciclando aceite!

Este proceso es el básico y que habitual de nuestras abuelas. Antes de verterlo en los moldes se le puede echar un poco de añil para darle color, o algún aceite esencial que te guste para darle olor, o la pulpa de dos o tres hojas de aloe vera para que sea mejor para piel. Pero esos detalles los dejamos para otra ocasión.

Pulpa de aloe vera batida para incorporar al jabón casero con aceite de oliva jabón casero de aceite de oliva ya cortado y listo para su uso

Anuncios

Publicado por

verdehogarblog

El blog Verde Hogar no es un lugar de expertos sino de un lugar de experiencias. Un espacio sencillo para compartir experiencias de cómo hacer de nuestro hogar un lugar acogedor, confortable, pero a la vez respetuoso con el medio ambiente y con nuestra salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s